La ala psiquiátrica

La ala psiquiátrica es un poemário que está dedicado al espacio del hospital psiquiátrico, la gente que lo habita con sus distintas patologías, la gente que trabaja con los pacientes mentales, la familia que viene de visita.  Acompaño una muestra de este poemario.


Movimientos sacádicos

Ve(nda)rte los ojos
Para no verte

Para no ver el tropel y el tumulto
O de espinas
O de dedos
O de picos
Haciendo saltar tus ojos en todas las direcciones
Quiero regalarte otros ojos
No los que te dio tu madre -por defecto
Y mecerte la cabeza a ver si los duermo

Tus ojos se empujan
Se atropellan
Por qué quieren salir
Detrás de qué pupilas o de qué cuervo

Trillar los dedos
Haber si logro enfocar en una sola dirección tu alma

Sostener tus ojos con mis ojos
Como si el agua fría
Pudiera calmar
Al aceite hirviendo

Y que salga todo
Pero que tu no salgas
De ti


Libélula
Libélulas en fuego
Sobre su cabeza
Cuatro láminas de cenizas
Se deshacen
Sobre la sonrisa derretida

Sueños de graneros carcomidos por los gorgojos
En fuego
Casas donde retumba el eco de los gritos
En fuego
Edificios sobrepoblados por el reuma
Iluminados por el fuego

Todavía siente la primera corriente del viento
Que arrastró una chispa
Las zorras de fuego
Llorando entre sus pies


Lavanda
Antes de ir
Su cabeza era un campo de lavanda
Pero el engrane de los tanques
Y la metralleta
La mecánica de los morteros
Convirtieron ese campo
En un campo de guerra
Mezclaron el violeta más puro con la sangre coagulada
Sobre la tierra en que creció la lavanda
Vísceras
Pronto el paso de las botas
Las ruedas
Los cuerpos desnudo de los amigos
Quemo la hierba
Y sustituyó aquel olor
Por un olor a muerte